Guía EL SACRIFICIO: Nicaragua, 1978 (cuando tu vida vale menos que nada)

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF EL SACRIFICIO: Nicaragua, 1978 (cuando tu vida vale menos que nada) PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro EL SACRIFICIO: Nicaragua, 1978 (cuando tu vida vale menos que nada). Feliz lectura EL SACRIFICIO: Nicaragua, 1978 (cuando tu vida vale menos que nada) Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF EL SACRIFICIO: Nicaragua, 1978 (cuando tu vida vale menos que nada) en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF EL SACRIFICIO: Nicaragua, 1978 (cuando tu vida vale menos que nada) Pocket Guide.
HISTORIA DE NICARAGUA DERROTA SANDINISTA DOCUMENTAL (PARTE 1 contra revolucion )

Es un discurso de autointerpretaci6n y representaci6n sobre la revoluci6n sandinista, y sobre la participaci6n de las mujeres en ella. La autora presta especial atenci6n a la conexi6n que se establece entire la teoria feminist y las teorias de identidad cultural y liberaci6n Cultural Identity Sin embargo, esa literaturea" pierde terreno, por no estar conectadas con la "letra" del alfabeto, asociada a la escritura, la que a su vez tiene detras unas herramientas de control como diccionarios, reglas de gramatica y puntuaci6n.

Esta discusi6n, que no tiene cabida aqui por su complejidad, es la misma que estd por detras de la creencia que los "dialectos" regionales no son expresiones habladas de una lengua, sino lenguas inferiores, que no poseen una gramatica elaborada y que usualmente provienen de cultures orales La necesidad de apelar al metodo de recolecci6n de historic de vida muestra que una historic amplia y popular de la insurrecci6n tenfa que ser hecha desde abajo.

El proyecto cultural del sandinismo necesitaba afirmarse en elements de la cultural popular porque el experiment de cambio revolucionario no se hubiera dado sin la intervenci6n del pueblo. El objetivo inicial de la CNA era alfabetizar al pueblo, pero al darle la palabra--no la escrita, sino la oral--para que se expresara, le estaba diciendo: su palabra vale, en ella confiamos.

La gran obra testimonial que recoge el sandinismo habria cumplido--si 6ste hubiera seguido en el poder--una funci6n legitimadora de sus fundamentos revolucionarios, en el nivel discursivo. La revoluci6n no alcanzo hegemonia political, pero el intent de hegemonia discursiva que inaugur6 el Proyecto de Recolecci6n de Historia Oral, se puede tomar hoy como testimonio del intent de cambio social del que han sido protagonistas muchas mujeres y muchos hombres en Nicaragua, en las ultimas tres decadas, en particular.

"Mi poder en la Constitución y mi corazón en el pueblo ecuatoriano" | El Comercio

El discurso testimonial, como historic alternative, involucra process de conocimiento y conceptualizaci6n de la historic. Las mujeres nicaragUenses habian adquirido ese conocimiento a trav6s de la prdctica misma y habian desarrollado un conjunto de concepts sobre la historic que habian vivido. Eso les permiti6 asociarse con otra gente o 26 grupos de gente con quienes compartian experiencias de vida, condiciones materials de existencia, mentalidad e ideologia, construcciones miticas y fabulaciones hist6ricas.

La 6nica forma de saber c6mo viven y que piensan las mujeres, es a traves del establecimiento de un didlogo con las mismas, oyendo sus histories. Ellas, mas que nadie, conocen su funci6n como madres, hijas, nietas, hermanas. Tienen desarrollado un conjunto de conocimientos sobre los aspects que les toca manejar ademds de creencias y mitos sobre los mismos. Relaci6n de Contenido El primer capitulo informa sobre el contenido general de la tesis y sus postulados te6ricos.

El segundo capitulo present una vision general del debate sobre el testimonio en America Central. En particular, se vera su funci6n como version alternative de la historic, en base a la especial relaci6n que el testimonio establece con las cultures orales, la identidad 6tnica y la de genero. En el tercer capitulo se hard una relaci6n hist6rica de los origenes del movimiento revolucionario, las etapas de enfrentamiento con el regimen somocista y el desenvolvimiento de las mismas en el triunfo sandinista.

Se prestard especial atenci6n a la participaci6n de las mujeres en dicho process. En el capitulo cuarto se analizard la importancia del concept de democratizaci6n de la cultural, impulsado por el Ministerio de Cultura, en la construcci6n de la nueva identidad nicaragfense. Se mostrard el papel que jug6 la Cruzada Nacional de Alfabetizaci6n en dicho process y la funci6n del Proyecto de Recolecci6n de Historia Oral como recolector de la historic popular de la insurreccion.

En el quinto capitulo se examinardn los testimonios de las mujeres, haciendo una especial relaci6n de su discurso con el discurso fundacional del sandinismo. Se destacard la importancia de su participaci6n como agent de cambio social y la riqueza de su expresi6n verbal como cultural oral. Finalmente, en el sexto capitulo se establecerdn conexiones pertinentes entire los capitulos anteriores. En esta conclusion se podrd apreciar que el testimonio de la revoluci6n sandinista sobre la insurrecci6n popular, constituy6 para las mujeres pobres de Nicaragua un espacio de reflexi6n, expresi6n e interpretaci6n que les permiti6 reafirmar su identidad y recrearla.

Dedicada a la difusión científica.

La determinaci6n de participar en la producci6n de obras de ese tipo, parece responder a convicciones political de tipo personal, mas que a la idea de utilizar un g6nero literario particular para crear una obra de cardcter puramente estetico. Consider que es necesario distinguir las diferentes "lineas 1 Para John Beverley, "el deseo y la posibilidad de producer testimonies y la creciente popularidad del g6nero indican que en el mundo de hoy hay experiencias vitales que no pueden ser representadas adecuadamente en las formas tradicionales de la literature burguesa, que en cierto sentido serfan traicionadas por 6stas" La voz Margaret Randall--periodista estadounidense que ha trabajado mas de veinte afos recogiendo testimonio en M6xico, Cuba y Nicaragua--, consider que el auge del testimonio en las d6cadas del sesenta y el setenta se debi6 a un process de concientizaci6n en el que fueron fundamentals la distorsi6n de la prensa norteamericana sobre los problems del tercer mundo y la creciente fuerza del feminismo que comenzaba a sefialar la necesidad de reescribir la historic incluyendo las voces de sujetos antes ignorados por la misma, como las mujeres "Reclaiming" El testimonio se constitute como una forma de narrar la historic de un modo alternative al monol6gico discurso historiogrdfico en el poder Y agrega, "el cardcter de historica otra' o de historica alternative' que tiene el testimonio s6lo parece ser possible cuando los 'silenciados' o 'excluidos' de la historic official intentan acceder a la memorial o al espacio letrado" Ese intent consciente de accederr" es el que hace del testimonio un fen6meno radicalmente diferente en el siglo XX.

Al respect Achdgar observa que, aunque hay textos y documents que en el pasado cumplieron una funci6n similar, los de Felipe Guamdn Poma de Ayala, para nombrar s6lo uno, el testimonio de hoy se produce como un movimiento generalizado de expresi6n, en el que, ademds, se cuenta con la funci6n solidaria de un estamento letrado, con aparatos e 2 La necesidad de crear diversos corpus para el studio del testimonio se debe hacer, no s6lo en raz6n de la gran diversidad en que se manifiesta, sino porque su modo de producci6n da, de antemano, una idea del tipo de testimonio que se estd estudiando.

Hay testimonies que se leen como autobiografias, otros aparecen en el format de la entrevista antropol6gica o de la periodistica. Muchos se escriben en forma novelada como la novela-testimonio , algunos como obras de teatro, otros en forma de poesia; y no se pueden dejar de incluir los documentales cinematogrdficos y hasta cierto tipo de graffiti.

En los afos cincuenta y sesenta del present siglo se comienzan a escribir obras que ya hoy son conocidas como clsicas dentro del genero. Hay trabajos considerados fundacionales como Juan Perez Jolote de Ricardo Pozas; los escritos de la guerrilla cubana hechos por el movimiento 26 de julio , como Pasales de querra revolucionaria de Ernesto "Che" Guevara; Bibliografla de un cimarr6n de Miguel Barnet; Hasta no verte Jesis mio y La noche de Tlatelolco de Elena Poniatowska.

Segin AchCigar, "la historic del testimonio corre mds o menos pareja no s6lo con la erosion del poder del discurso del sujeto central sino tambi6n con el process de transformaci6n de la ciudad letrada" Sobre el interns en este tipo de escritura el autor seiala: el auge del testimonio del Otro durante la segunda mitad del siglo XX pareceria deberse ademds y en otro nivel a la experiencia que el sujeto de conocimiento occidental ha realizado durante los ultimos tiempos decadas, siglos acerca del horror y de la barbarie que lleva dentro y de la que es capaz, asi como al incremento y a la generalizaci6n de las luchas de los sectors sociales hist6ricamente oprimidos Hacia un Intento de Definici6n del Testimonio El testimonio, desde el punto de vista de la narrative, podria definirse a la manera de George Yddice, como una narrative autentica, contada por un testigo que es movido a hablar por la urgencia de la situaci6n, por ejemplo, guerra, opresi6n o revoluci6n.

Esta narraci6n enfatiza el discurso popular oral el testigo cuenta sus propias experiencias, que se pueden tomar como representatives de una memorial y una identidad colectivas en Gugelberger y Kearney 4. Enfasis en el original. Pero el hecho de que existan expresiones testimonials que se manifiestan desde dngulos tan diversos como el cine, la poesia, el graffiti, las obras de teatro, y no s6lo como una narraci6n, indica que no se puede encasillar tan claramente el testimonio, en cuanto a su forma.

Su contenido--aunque con un element que podria ser el eje cohesionador de todos los testimonies: el dolor--,3 varfa segin la situaci6n que se vive. Tambien se puede ver que la noci6n de lo que es considerado literario, hist6rico o antropol6gico estd cambiando y que las fronteras artificiales, establecidas por las disciplines para estudiar ciertos fen6menos, se tocan, se mezclan, se entrecruzan. Sobre el cardcter esquivo del testimonio Achdgar observa: [a] caballo entire la biografia y la autobiografia, disputado por la antropologia y la literature, y asumiendo modalidades propias de la narrative y del 3 Ren6 Jara fue el primer en sugerir que el dolor es uno de los elements que subyace a la mayoria de los testimonies.

Para muchos critics, como se vera, el testimonio se ha establecido en oposici6n a la literature. Segdn John Beverley, la aversion o ambivalencia del testimonio hacia la literature sugiere que una democratizaci6n de la cultural debe involucrar cambios, no s6lo en lo que se consider como literature, sino tambien que la literature misma junto con los pardmetros y la practica de "la buena escritura" puede, en el process perder su centralidad y autoridad como practica cultural.

Mientras la literature en Am6rica Latina ha sido principalmente un vehiculo para el surgimiento de sujetos adults, blancos, masculinos, patriarcales, "letrados", el testimonio permit que se hagan visible --aunque con mediaci6n--, sujetos subalternos como las mujeres, los homosexuals, los indigenas, los proletarios y los de otras identidades Against Considerado como "antiliteratura", se puede aceptar como una forma de expresi6n que provee a los sectors marginales de nuevos canales de expresi6n y, como un medio de trabajo que permit el desarrollo de estrategias para alcanzar una posici6n de poder dentro del estamento letrado.

Poder que debe ser entendido como la capacidad y la oportunidad de hablar, de ser oldo, de saber qu6 pasa y de tener cierta libertad para tomar decisions. Como texto hist6rico, ha sido utilizado para contrarrestar la version de hechos que son falseados, encubiertos o, simplemente, omitidos. Por eso, como dicen Gugelberger y Kearney: las narrativas sobre la esclavitud, la tortura y el exilio, las histories etnogrdficas de vida y la literature del holocaust son cada una, en cierta forma, literaturas documentales que amplian y corrigen la historic official de gentes consideradas subalternas En cuanto a la antropologia--en particular, al trabajo etnografico--, como lo aprecian Clifford y Marcus: el hacer etnografias es un trabajo artesanal, atado al mundano trabajo de la escritura [ La historic y otras disciplines interpretativas del devenir human, segun 6l, son, en el mejor de los casos, verdades parciales.

Y como "verdades construidas" se pueden ver criticamente, como poderosas "mentiras" ret6ricas de exclusion 7. Tanto la escritura testimonial como la etnografia estAn activamente situadas entire poderosos sistemas de significaci6n. La escritura testimonial coincide con uno de los postulados fundamentals del postmodernismo: el rechazo de lo que Jean-Francois Lyotard llama las grandes narrativas maestras, las cuales funcionan para legitimizar las teleologias politicals" o hist6ricas. La etnografia, a su vez: hace preguntas en las fronteras de las civilizaciones, las cultures, las classes, las razas, y el genero.

La etnografia decodifica y recodifica, hablando de las bases del orden colectivo y la diversidad, la inclusion y la exclusion. Describe process de innovaci6n y estructuraci6n, y ella misma es parte de estos process Clifford Las dos se inscriben dentro del nuevo process de reordenamiento global que ha estado ocurriendo a niveles tanto culturales como econ6micos y politicos.

Bdsico en este reordenamiento es la disminuci6n de las distinciones culturales entire los llamados centros de poder capitalist y sus mdrgenes Gugelgerger y Kearney 6. Los pauses con mayor capacidad econ6mica expanden sus mercados y sus formas de expresi6n cultural se venden en los paises de la periferia, a la vez, la falta de fuentes de trabajo y el desempleo crecen y la gente se ve empujada a las metropolis --tanto locales como mundiales--, por ser estos los centros de producci6n econ6mica, cultural y political 4 La "condici6n posmoderna" de que habla Lyotard , se comenz6 a dar desde los movimientos de transformaci6n 4 Hablando de la deterritorializaci6n, Nestor Garcia Canclini explica que "[l1]a migraci6n hoy no se limita a escritores, artists y exiliados politicos como en el pasado; ahora incluye gente de todos los estratos sociales y las movidas en muy diferentes direcciones.

Los nuevos flujos culturales puestos en movimiento por los desplazamientos de latinoamericanos hacia los Estados Unidos y Europa, de los pauses menos desarrollados a los mds pr6speros de nuestro continent, y de las regions pobres a los centros urbanos, no pueden ser atribuidas a la dominaci6n imperialista 1nicamente" "Cultural Reconversion" 38 social y las ideas iluministas del siglo XVIII. Segidn Achigar "estos movimientos facilitaron el acceso de una series de materials que provenian de voces silenciadas por el sujeto central" Segin los postulados posestructuralistas, estos espacios son compartidos hoy por una pluralidad discursiva y cultural tan variada, en la que pareceria no haber cabida a respuestas contestatarias, dada la imposibilidad de crear concenso entire los muchos grupos marginales con menor poder que, desde el tercer mundo, buscan desesperadamente el cambio social.

Sin embargo, segun Yudice, la modernidad gener6 su propia anti-modernidad. Para Yudice, la heterogeneidad cultural de America Latina no es el resultado de que se instale la posmodernidad, sino mas bien se produce por una implementaci6n irregular de la modernizaci6n. Los modos universalizantes de democratizaci6n iniciados con la modernidad "no han tenido much 6xito en America Latina" "Postmodernity" , Tampoco acaba con las desigualdades ni las respuestas de reacci6n que los sectors que las sufren puedan tener.

Como se dijo al comienzo, en America Latina hay todavia formas culturales y econ6micas premodernas, modernas y posmodernas. Y, al igual que en otros pauses del llamado tercer mundo, hay sectors que todavia buscan esos espacios de participaci6n e intentan reconstruir o redefinir su identidad. Es una identidad que, en palabras de Achugar, no es "la homogeneizadora impuesta por el mon6logo del discurso imperial sino una identidad heterogenea, por diferenciada y plural, quizds mas democrdtica y que respete las identidades Otras" Con la busqueda de dicha identidad a traves del testimonio se crea una tension que segdn Gugelberger y Kearney, "afecta naturalmente los concepts de tradici6n, modernismo y postmodernismo, y aun la idea misma de la representaci6n.

The innermost thought. part 7 de autor First Book epub gratis

La confusion de estas acepciones es fundamental para la ideologia liberal Yidice, "Testimonio y concientizaci6n" El reordenamiento global, del que se habl6 antes, tiene especiales implicaciones para las formas de escritura occidentales que, como la etnografia, hablan sobre otros, usualmente individuos de cultures no-occidentales. El reto fundamental para la etnografia contempordnea--explica Clifford--es que los pueblos que fueron colonies, que fueron el objeto de la investigaci6n antropol6gica estan comenzando a escribir y a hablar por si mismos" 7.

En efecto, quienes antes eran objeto de estudio-- personajes principles pero pasivos, en su mayoria--o personajes secundarios, pasan a ser sujetos que pueden hablar o escribir de ellos mismos. Pero "mientras el escritor occidental es definitivamente un autor, el 'protagonista' que da testimonio es un hablante que no se concibe a si mismo como extraordinario, sino como una alegoria de los muchos, de la gente" Gugelberger y Kearney 8.

La literature testimonial, como la etnografia, "hace varias correcciones al discurso de Occidente sobre el Otro: el otro responded y al hacerlo, desenmascara, no s6lo las versions occidentales de lo que es o no verdad, sino tambi6n las nociones occidentales de verdad" 9. En el sentido puramente literario, cabe anotar, de acuerdo con los autores, que la literature testimonial se mueve, en su desarrollo y formaci6n, lejos de la ficci6n. Mientras las formas de la ficci6n, en sus variantes modernistas y posmodernistas, son metaf6ricas, la narrative testimonial esta preocupada en documentary la realidad experimentada.

Esto tiene profundas implicaciones en la lectura y la interpretacion. Directamente milita contra las crecientes aseveraciones postmodernas de que el realismo y la representaci6n estdn muertos. En cuanto a la preocupante negaci6n postmoderna sobre la capacidad referencial de la literature, el testimonio responded con un aumento cada vez mayor de la referencialidad.

Cuando leemos los terrible recuentos que hace Rigoberta Menchi de la tortura y mutilaci6n de su familiar, es poco probable, dice Doris Sommer, que nos preguntemos si eso es suficientemente referencial y que nos enredemos en una discusi6n sobre los valores literarios esteticos. Aunque el problema de la referencialidad sea debatible, y se pueda decir que la objetividad no es absolute y total, lo que importa es que la prdctica envuelta en la escritura testimonial es la de revitalizaci6n de un referente que se asume como inexistente por un discurso hegem6nico.

La escritura testimonial "es antes que todo un acto, una tdctica por medio de la cual la gente se compromete en un process de auto constituci6n y sobrevivencia" Yidice, "Testimonio and Postmodernism" Con el desarrollo actual del discurso posmodernista, se puede aceptar que se esta dando una revision del concept 39 de autor.

Ya no hay una figure central que crea. Lo que se describe, dependiendo de como se lea, podrd significar miles de cosas. Por eso se habla del fin de la historic; de la superaci6n de las metanarrativas; de la imposibilidad de que se den movimientos teleol6gicos. No hay centralidad, s6lo se percibe la heterogeneidad. Doris Sommer recuerda la importancia de distinguir entire la metafora, que admite una identidad por sustituci6n yo por nosotros, el lider por los seguidores, el explotador por los explotados , y la metonimia, que lo hace por asociaci6n "Rigoberta's" Con el deconstruccionismo, la metafora es lo que cuenta en la 8 La heterogeneidad puede verse como product de una pluralidad discursiva y cultural, como ya se dijo.

Pero, de acuerdo con Yudice, el pluralismo se camufla detrds de una mascara igualitaria, mientras que neutralize los conflicts de clase y las demands de los nuevos movimnientos sociales [ De hecho, el pluralismo ha movilizado la diferencia al servicio de estos sistemas On Edge ix-x. No es una metafora de representaci6n porque la lengua ha dejado de 'referir' , sino de interpretaci6n. La heterogeneidad planteada por el deconstruccionismo no admite la metonimia por la cadena de significantes que constitute la interpretaci6n que nunca permit que se alcance un significado.

En la escritura testimonial, predomina el efecto metonimico y no hay tampoco una autoridad central. Para Sommer, la primera persona que narra se asocia con un nosotros o voz colectiva, en un movimiento lateral de identificaci6n a traves de una relaci6n horizontal que compare la experiencia, pero que reconoce las posibles diferencias entire nosotros como components de un todo sin centro "Rigoberta's" El desmoronamiento del concept de autoridad central puede ser llevado, entonces, a dos puntos diferentes: la total ausencia de referencialidad--y, por ende, la incapacidad de representar--o, la bdsqueda de una identidad dentro de una colectividad en un process, que como se dijo antes, es de auto-constituci6n y sobrevivencia.

Se podria decir, con James Clifford, que para el deconstruccionismo, el individuo se encuentra s6lo, sin ningdn lazo que le permita'identificarse con una comunidad; y asi, con esa identidad incomplete en busca siempre de una totalidad, de un completarse, se embarca en una bdsqueda sin fin por autenticidad. Asi, el SER, como un algo que pudiera alcanzar cierta plenitud, se vuelve una cosa del pasado, rural, primitive, infantil Por el contrario, observa Yddice sobre lo testimonial, este tipo de escritura abre nuevas posibilidades para que los sectors populares continuen su lucha por la hegemonfa en la esfera publica de la cual han sido excluidos o forzados a representar estereotipos que les han sido asignados por aquellos que los estudian Yudice, "Testimonio and Postmodernism" Antecedentes del Testimonio La historic y la literature en America Latina han estado estrechamente ligadas desde la llegada de los espanoles a America.

La temdtica que se iba a desarrollar de parte y parte seria afectada por la experiencia de los dos sectors involucrados. Los espanoles podian hablar en sus escritos de las maravillas del nuevo mundo y de sus experiencias en 6l.

Su version de los hechos, constituy6, por much tiempo, lo que se conoce como la historic official. Los otros--una gran cantidad de grupos 6tnicos, lingUisticos y culturales que tenian su propia forma de nombrarse e identificarse--, perdieron sus respectivos sistemas de organizaci6n y expresi6n. Su version de la historic, para el caso de la conquista, se recogerian much tiempo despu6s.


  • Buscando su destino y otras disquisiciones de autor Carlos JiméNez Hidalgo epub gratis!
  • 1.1. Moción Parlamentaria.
  • Nico y Coco en ¡Feliz Navidad (Español elemental (Spanish young kids))!
  • Principios de la vida de Haggai: 13 principios de éxito del mayor entrenador de líderes cristianos.
  • Historias de la alameda.
  • MI VIDA FRENTE AL AUTISMO;

Esos textos pasaron a former parte de las prdcticas discursivas contraculturales, que no se extinguieron con la finalizaci6n del period colonial espafiol. Por el contrario, estos discursos "pueden apreciarse en un significativo cuerpo de escritura contemporanea. La raz6n de su continue presencia es el hecho de que la sombra del colonialismo es todavia parte de la realidad de la America Hispana de hoy" Jara y Spadaccini Desde aquf se puede apreciar el papel que tiene la lengua, tanto en su version escrita como en la oral, en los process de dominaci6n y control de una cultural sobre otra.

Segidn Ren6 Jara y Nicholas Spadaccini "dentro del marco de un estado modern en formaci6n, que busca dominar nuevos territories, la lengua se vuelve doblemente important, ya que sirve dos prop6sitos, incluir y excluir.

Comentarios del libro

Hugo Achdgar explica que, en los espacios letrados donde se describe la historic official, la participaci6n de los sectors excluidos o silenciados [ ] estd escasamente registrada en los archives y bibliotecas de los vencedores o de los gobernantes. Salvo en aquellos casos en que constitute la propia prehistoria de quienes antano fueran tambi6n excluidos. Es decir, aquella historic previa a su llegada al poder "Historias" Escrito en espafiol, el requerimiento implicaba un reconocimiento por parte de los indios de la autoridad de la Iglesia, el Papa, y el Rey de Espafia sobre sus tierras" El testimonio, como escritura de los margenes, se enraiza en esta segunda version de la historia--la no oficial--, con un alto contenido politico contestatario y de origen preferiblemente oral.

Ya sea como colonia de la expansion europea o como neocolonia de un sistema capitalist de nuevo tipo, en la America Latina se ha mantenido con igual fuerza una linea de resistencia al colonialismo, possible de detectar en las formas de vida y en sus manifestaciones culturales y political.