Manual Historia de Inglaterra: (1842. 618 p.)

Descargar libre. Reserve el archivo PDF fácilmente para todos y todos los dispositivos. Puede descargar y leer en línea el archivo PDF Historia de Inglaterra: (1842. 618 p.) PDF Book solo si está registrado aquí. Y también puede descargar o leer en línea todos los archivos PDF de libros relacionados con el libro Historia de Inglaterra: (1842. 618 p.). Feliz lectura Historia de Inglaterra: (1842. 618 p.) Bookeveryone. Descargue el archivo Libro gratuito PDF Historia de Inglaterra: (1842. 618 p.) en la Biblioteca completa de PDF. Este libro tiene algunos formatos digitales como el libro de papel, ebook, kindle, epub, fb2 y otros formatos. Aquí está la biblioteca de libros CompletePDF. Es gratis registrarse aquí para obtener el archivo del libro PDF Historia de Inglaterra: (1842. 618 p.) Pocket Guide.

Sdc::cción de color: Impresora Rivas, S. Cinco de Mayo 2 México, D. TSBN Bosquejo histórico, y en el amplio trabajo de don José Manuel Sobrina, La moneda mexicana. Su historia.

Account Options

Muñoz y un abundante material ilustrativo basado en las fotografías de don Roberto Reyes Bernal. El libro del señor Sobrino alcanzó, poco tiempo después de su publicación, amplio y justificado reconocimiento. Su demanda creciente y la reducida tirada de la edición original ocasionaron que desde hace tiempo la obra esté agotada y, consiguientemente, que no sea posible satisfacer la demanda que de ella existe.

Francisco Morazán

Dueño de inn1ensos recursos mineros recuérdese que tan sólo la famosa mina La Valenciana alcanzaba a fines del siglo xvm el 60 por ciento de la producción mundial de plata , nuestro país acuñó por millones una gran diversidad de monedas de plata y oro. Sabido es que los Estados Unidos consideraron el peso mexicano como medio legal de pago, de curso forzoso hasta Depositario de la que se consi9. Como es natural.

El cacao que servía de moneda no era el de tamaño pequeño utilizado para hacer la bebida, sino el de una especie llamada quauhcacahoatl. Por orden virreinal de 17 de junio de se fijó en cacaos el valor de un real español; en el precio se había elevado a , y a fines del siglo XVI la cotización era de 80 a cacaos por real. Una idea aproximada de los precios que regían en aquel entonces nos la da el hecho de que un conejo se podía cambiar por alrededor de 10 gr-anos de cacao, dos zapotes costaban un grano, y un esclavo se podía ad13 Plano de la ciudad de México, siglo XVI.

Un medio de cambio tan popular no podía escapar de la plaga de todos los tiempos y de todos los paises: el falsificador. En efecto, se dice que había indígenas que con gran habilidad extraían una buena porción del grano por un pequeño agujero y después rellenaban el hueco con lodo a fin de que diera el peso normal. La falsificación era tan perfecta que sólo quienes estuvieran en el secreto podían descubrirla presionando ligeramente cada semilla.

El cacao-moneda fue tan importante que su valor se reglamentó oficialmente durante el Virreinato y su uso persistió hasta principios del siglo XIX; hay testimonios de que todavía en se recibía en las tiendas, y su empleo como moneda en Tuxtla Gutiérrez, en , se ha comprobado documentalmente. El oro en tal forma, o fundido en barras, era usado por los pueblos del sur del imperio mexicano para satisfacer su tributo al poderoso pueblo azteca. Se ha discutido el uso como medio de cambio de las hachitas de cobre encontradas en gran cantidad en la región Mixteca, que tenían la forma de la letra tau griega, de diversas medidas y que entre nosotros seconocen como tajaderas.

LUIS l.

Charles Reade - Wikipedia, la enciclopedia libre

Du rante los primeros tiempos no se podía acuñar moneda propiamente dicha, en virtud de que no se contaba con los medios para ello, y de que los derechos de acuñación se reservaban exclusivamente al soberano. Moneda de cuenta es aquella que no tiene existencia material, pero que se relaciona con otr a que pudo haber existido anteriormente, o bien no haberse acuñado nunca y sin embargo utilizarse como unidad de valor. Así, la primera moneda utilizada en los territorios recién conquistados fue una moneda de cuenta o ponderal, que hizo sinónimos peso y castellano.

La operación se efectuaba bajo la vigilancia municipal y con la marca de un oficial de la Real Hacienda. Al darse cuenta los indígenas del engaño, dieron a esos discos el nombre de oro de tepuzque, palabra azteca que significa cobre.


  • El llanto de León (Relato de un hombre muerto nº 1);
  • Qué viva Atahualpa: Política indígena, justicia y democracia en los Andes del Norte;
  • Gipuzkoa. Historia?
  • The Journal of Libertarian Studies.

Parece ser que de tepuzque se ha derivado el vocablo chapuza, en el sentido de trampa o fraude que se le da en México. Por tal razón, el virrey don Antonio de Mendoza, por orden de 15 de julio de , fijó en un real de plata el precio del tomín octava parte del castellano de tepuzque. Los fraudes a que daba lugar la moneda de tepuz18 que, la necesidad de que la Nueva España contara con una moneda propia, los grandes recursos de oro y plata del territorio y la insuficiencia y el alto costo de las remesas de moneda acuñada que de cuando en cuando se enviaban desde España constituían circunstancias favorables para el desarrollo y funcionamiento de una casa de moneda.

En la Corona españ. Este edificio se consideró inadecuado por su falta de seguridad y la casa de moneda se trasladó temporalmente, de a , a un edificio adyacente al Cabildo o Ayuntamiento actualmente Departamento del Distrito Federal , cercano a la Casa de Fundición, lugar donde la plata se fundía en barras y se extraía el "quinto real", o sea, el derecho real a una quinta parte de lo producido.


  1. Oh no, there's been an error.
  2. Los leones de Al-Rassan (Best seller nº 30).
  3. PDF Ebook and Manual Reference.
  4. El 15 de enero de , el rey ordenó la construcción de un edificio en el Palacio Real. La ubicación de la Casa de Moneda de México no cambió hasta , año en que comenzó sus labores en un edificio de las calles del Apartado. Los puestos principales de la casa de moneda eran conferidos por el rey a sus favoritos, quienes recibían la propiedad en forma vitalicia. No era raro que el beneficiario fuera alguna orden religiosa que servía los cargos por interpósita persona.

    Los funcionarios y empleados de la casa no percibían sueldo, sino que trabajaban mediante contrato bajo el cual se repartían las entradas del establecimiento. Esta situación duró hasta , en Polvo de oro en cañones de plu ma de ave. Por real cédula de 14 de julio de se incorporaron las labores de acufiación a la Real Hacienda, pero, en realidad, las operaciones a cargo del gobierno de la Colonia no comenzaron sino hasta el año de , cuando terminaron de liquidarse los contratos de arrendamiento.

    De cada marco de plata, o sea una unidad de peso igual a gramos, debían obtenerse1 Tres reales En España, los derechos de acuñación eran de sólo un real por marco, pero habida cuenta de las dificultades para crear allí una casa de moneda, a la de México se le concedieron originalmente tres reales por marco. Se di spuso que la ley del metal fuera de 11 dineros cuatro granos, o sea, una fineza de , 51 milésimos.

    El dinero era una medida española de ensaye, utilizada para probar la ley de la plata. La plata pura equivalía a 12 dineros, cada uno de los cual es se dividía en 24 granos. No fue sino hasta el 15 de julio de en que, por edicto virreinal, volvió al valor de 34 maravedíes, al cesar la necesidad de importar moneda, si bien esta devaluación causó cierta incertidumbre.

    Las primeras monedas son conocidas como carlas y j uan. Debido a que sus facultades mentales estaban perturbadas por lo que se le adj udicó el sobrenombre de La Loca , su hijo mayor, Carlos V de Alemania y I de España, fue nombrado coadjutor del reino. El rey, para justificar la acción del virrey, autorizó a éste, en carta de 18 de noviembre de , a labrar monedas de cuatro y de ocho reales, si así convenía.

    En cuanto a los reales de a cuatro, su emisión se efectuó probablemente en la primavera de Todo aquello obligó a que se discontinuara su acuñación, lo cual se dispuso en noviembre de Los reales de a cuatro, tres, dos y uno ostentan en e] anverso el escudo coronado de Castilla, León y Granada, y a la izquierda o a la derecha la inicial del ensayador, o sea Ja persona responsable de verificar La ley, eJ peso, el metal, etc, de las monedas.

    La disposición de que figuren las iniciales de los ensayadores en cada pieza de oro o plata proviene de las ordenanzas de 13 de junio de , emitidas por los Reyes Católicos; en México se respetó esa regla hasta los pesos acuñados en El anverso de las monedas que se describen lleva también, en el lado opuesto a la sigla del ensayador, la letra M, gótica o latina, que indica la ceca, o sea, el símbolo representativo de la casa de moneda, en este caso la ele México.

    El valor se expresa, en las monedas de cuatro reales, por la cifra 4 1 en tanto que en las de tres, dos y uno dicho valor se indica por tres, dos y un puntos, respectivamente.

    ¿Tienes algún artículo relacionado con la cultura vasca?

    El valor de las piezas de tres reales se indicaba también mediante tres barritas verticales. El reverso de las piezas de medio y de cuarto de real es parecido al de las monedas anteriores. El anverso de los medios en lugar de escudo lleva las iniciales K e I, y en las cuartillas la K se ostenta en el anverso y la I en el reverso. La suspensión del troquelado de las cuartillas de plata agudizó en la Nueva Esparta el problema de la carencia de moneda, ya que La mayor parte de las pequeñas transacciones se hacia en términos menores de medio real. Parece que las primeras piezas de cobre utilizadas con cierta amplitud durante el Virreinato fueron las llamadas del tipo de Santo Domingo, con valor de cuatro maravedíes, acuñadas en Burgos y Sevilla, para uso de la isla La Española.

    Sin embargo, habla la circunstancia de que los indígenas de testaban la moneda de cobre, pues la consideraban un símbolo de pobreza que contrastaba con la abundancia de plata y oro en su territorio, al grado que preferían utilizar otros medios de cambio. Debido a ello -de acuerdo con los investigadores A.

    Pradeau y Robert I.

    Servicios Personalizados

    La casa de México, acatando la real cédula que la creaba, n o había troquelado oro hasta entonces; en cuanto al cobre, si bien se preveía su acuñadón1 el virrey Mendoza vio diferidos los planes que había hecho al respecto. No obstante, y aun con la opinión del Ayuntamiento en su contra, el 28 de junio de el virrey decretó la acuñación de moneda de cobre.

    En se atestiguó que se había troquelado cobre con valor de cuatro y de dos maravedíes y que existían pruebas de un maravedí, aunque no se emitió, pues no se conocen piezas de este valor. Como era de esperar, los indígenas se rehusaron a aceptar la moneda de cobre y, a pesar de las estrictas medidas dictadas para hacer forzosa su circulación, no se pudo evitar que la arrojaran al lago de Texcoco, sin importarles la pérdida que ello les representaba.

    {0} - Cuban Imprints Published in Havana - Cuban Monographs

    Es probable que la troquelación del cobre se haya suspendido hacia o , pues oficialmente se le retiró de la circulación por real cédula de No se volvió a intentar acuñar cobre en México hasta , cuando el virrey Calleja ordenó que se labrasen, en cobre, cuartillas, octavos y dieciseisavos de real. En ambas caras las leyendas son semejantes a las de las piezas de cuatro maravedíes.

    No se utilizaba maquinaria; la mano de obra la proveían los indígenas y los esclavos negros, quienes hadan el trabajo rudo y sucio, en tanto que la técnica y dirección provenían de los españoles. Sin embargo, en el periodo macuquino no dejaron de labrarse, posiblemente como muestras o pruebas, hermosas monedas perfectamente circulares aunque carentes todavía de cordón. A este tipo de monedas se las ha llamado de cabo de barra.

    La acuñación en México en el reinado de Felipe m, de a , el mayor de los hijos varones de Felipe II, casi no cambia en cuanto a su apariencia. No se sabe con precisión la finalidad de estas piezas, aunque hay quien supone que se trata del peso de minas, o sea, las monedas especialmente acuñadas para cubrir los salarios del personal. Con Felipe IV empezó la decadencia de Espafia como potencia mundial, a pesar del oro y la plata que afluían de las minas americanas.

    Felipe IV murió en y ascendió al trono su hijo Carlos 11 , que entonces contaba cuatro años de edad, por lo que se nombró regente a la reina madre. La correspondiente cédula real fue dada a conocer en México, con gran solemnidad, el 23 de mayo de ese año, si bien la fabricación no comenzó hasta el 23 de diciembre de , en presencia del virrey y de los miembros de la Real Audiencia. Conforme a la orden de 20 de mayo de , c:lel virrey fray Payo Henríquez de Rivera, la fineza de las monedas de oro debía ser de 22 quilates El escudo equivalía a un octavo de doblón y éste a 16 pesos, o sea que cada escudo tenía el equivalente de dos pesos.

    También, como las de plata, las monedas de oro acunadas en este reinado son del tipo macuquino.

    Diana Uribe - Historia de Inglaterra - Cap. 23 La Realeza y la Educacion en Inglaterra

    Las denominaciones acuñadas fueron la onza o doblón, con valor de ocho escudos y cuyo peso no llegaba al de una onza espafiola Ocho escudos, oro, , Carlos JJ, anverso y reverso. No era mejor la situ ación en la Nueva España debido a la política proteccionista de la metrópoli, que privó durante todo el Virreinato y que se tradujo en la explotación ilimitada de la riqueza exportable, en las restricciones al comercio exterior y en los impedimentos a la producción indigena.

    Felipe V logró mejorar la situación política y económica de España, con el saneamienlo de las finanzas, el fomento de la agricultura, del comercio y la industria, y la creación de instituciones científicas y culturales. Felipe V abdicó el 10 de en ero de en fa vor de su hijo mayor, Luis, pero a] fallecer éste, el 31 de agosto del mismo año, volvió a reinar hasta su muerte en En el sistema de volante se hacía uso de una palanca; el golpe se daba con un volante y una prensa en la que se colocaban los cuños, uno fijo y otro que descendia por medio del tornillo de la prensa, y por primera vez se grabó un cordón protector, tanto en la periferia como en el canto de la moneda.

    Este sistema se utilizó en la Nueva Espafía y en América a partir de Las Nuevas Ordenanzas para las Casas de Moneda de España e Indias, de 9 de junio de , disponen que la moneda sea redonda, acuñada en molinos o volantes y con cordoncillo en el canto. La moneda de oro debía labrarse a la ley de 22 quilates, con t alla de 68 escuelas por marco y en denominaciones de ocho, cuatro, dos y un escu dos. La ley de la moneda de plata se redLtjo de 11 dineros 4 granos Las monedas de plata llevaban en el anverso el esE l tipo general de las piezas de ocho escudos lleva cudo coronado de Castilla y León, con el escudo de Boren el anverso el busto de Felipe V a la derecha con ar- bón superpuesto, a la izquierda la inicial del ensayamadura y peluca de aquí el nombre de peluconas que dor y a la derecha la marca de valor; en el margen, la se dio a las onzas de Felipe V, Fernando VI y algunas leyenda con el nombre y el título del monarca reinande Carlos III , el año de acuñación y La leyenda PHILIP.

    El reverso muestra dos hemisferios coronados soV. En el reverso el escudo co- bre ondas de mar y a los lados las columnas de Hércuronado grande y completo de los Barbones; a la izquier- les, también coronadas, con el epígrafe PLUS VLTRA de da, la inicial del ensayador y a la derecha el valor de aquí que también se les conozca como columnarias o la pieza; la ceca de la Casa de Moneda de México; todo.

    Las de oro tenían un tipo distinto de cordoncillo. La acuñación de piezas circulares acordonadas fue insuficiente, por lo que se continuó labrando, hasta , moneda del tipo macuquino. En los años y Ocho re. V columna. Se encuentran piezas troqueladas en la Casa de Moneda de México con el nombre de Felipe V en el año , no obstante que este rey falleció en Por real cédula de 14 de julio de , se rescataron los cargos de tesorero, ensayador, fundidor mayor, etc.

    También por esa época se reformó el edificio de la Casa de Moneda de México. Las obras se iniciaron en , durante el gobierno del virrey marqués de Casafuerte, para terminar las en , bajo la gestión de don Juan Antonio de Vizarrón y Eguiarreta, quien lo inauguró.

    De oro sólo existe un ejemplar de ocho escudos, con la inicial J José Eustaquio de León ; de plata se conocen reales de a ocho, de a cuatro y de a medio, de forma circular. Por el corto reinado de Luis 1, sus monedas son muy raras; la mayoría son póstumas Fernando VI, cuarto hijo de Felipe V y su primera esposa, reinó de a Se continuó la acuñación de las piezas de oro de busto, pero con el de Fernando VI.

    También se presentan diferencias en la forma del cordón. Respecto a la moneda de plata, se acuñó del tipo columnario en todos su valores. La casa de México fue la encargada principalmente de proveer a España de reales de a ocho durante el reinado de Fernando VI, pues en la península no se acuñaron en este periodo.


    1. La llegada de los occidentales y del opio!
    2. Un pequeño traidor al sur.
    3. HISTORIAS MÍSTICAS PARTE 3 : EL PATRÓN Y OTROS RELATOS.
    4. TÉCNICAS ADMINISTRATIVAS DE OFICINA?
    5. Gipuzkoa. Historia - Auñamendi Eusko Entziklopedia.
    6. Historia de Inglaterra: (1842. 618 P.)... (Spanish Edition).
    7. En virtud de que la nueva maquinaria no tenía la capacidad para fabricar toda la moneda acordonada necesaria, por bando de 10 de abril de se autori- Ocho escudos, oro, , Fernando VI, prlmu tipo, anverso. Por bando del virrey don Antonio María de de junio de disponía su desmonetización.